Autenticas del Perú

  • nuestra en Entel

Cuídate

Vampiros energéticos: ¿Cómo los identificas y (lo más importante), cómo te libras de ellos?

por Auténtica

Una compañera del trabajo te invita a almorzar, te dice que está teniendo unos cuantos problemas, que necesita conversar y aceptas sin dudarlo. ¿Qué mal te podría traer escuchar a alguien? Durante el almuerzo, solo habla de ella: te asegura que no sabe qué hacer y que no hay solución a su problema.

Tras escucharla por casi una hora, te da un espacio para que le digas lo que piensas y le das unos cuantos consejos para que ponga en práctica. Ambas sonríen y regresan al trabajo. Más tarde, te manda un mensaje al celular: “El problema sigue. No sé qué hacer. Te dije que no había solución”. Dejas, entonces, de hacer lo que estabas haciendo y le respondes con la intención de que se tranquilice. Te lee, te dice que gracias y se van a dormir, solo que tú no lo puedes hacer muy bien. Al día siguiente, la historia se repite y el insomnio se te torna constante. ¿La razón? Esta persona se robó toda tu energía.

Los vampiros energéticos están en todos lados, más de lo que te imaginas. Los niños lo son, por ejemplo, pero de una manera natural. Ellos necesitan de energía para realizar sus actividades y es trabajo de los padres darles esa energía, pero por eso cansa tanto cuidar niños.  

Pero el problema surge cuando estás rodeado de personas que te agotan por razones ajenas a la naturaleza. Un vampiro energético puede ser alguien que te alabe demasiado, alguien que te  humille constantemente, que te cuenta el mismo problema todos los días sin intención de mejorar su situación, o que simplemente sabes muy bien que es tóxico. Y así como nos contó Pamela Rodríguez en una entrevista, es necesario hacer una limpieza para así renovarte por completo.

Para empezar, hay que aceptar que los vampiros energéticos existen. Llámalos como quieras, pero ponte alerta. ¡Tu energía vale oro! Cuando lo identifiques, procura que esta persona se pare a un metro y medio de distancia. Es lo suficiente para evitar un efecto intenso. Y por último, busca armonía en todo lo que hagas: no dejes de practicar el deporte que te gusta, medita un poco al día, escucha música y sal a caminar en las mañanas o en la noche.

Déjanos tu comentario!
Auténtica on FacebookAuténtica on InstagramAuténtica on Youtube
Auténtica
Auténtica
Auténticas somos todas. Todas nosotras que Luchamos por las cosas con las que no estamos conformes, las que trabajamos hasta dormidas; nosotras que hablamos sin filtro.
Amamos, lloramos, reímos, odiamos.
Auténticas porque no tenemos miedo.