Autenticas del Perú

  • nuestra en Entel

Miradas Peruanas

Nadar contra la corriente: Lo que se necesita para armar un negocio propio

por Auténtica

“Además de vivir en un lugar muy chiquito, me demoraba casi dos horas en ir a Gamarra porque no podía pagar taxis y encima no podía comprar toda la tela que quería. También me endeudé… Me ponía a llorar de pura frustración”, recuerda Chechi Guiulfo, dueña de la marca Feline.

Pero eso no impidió que continuara detrás de su sueño. Tomó los riesgos, invirtió aún más, y siguió con la lucha. “Por no perder las ganas de crecer, puedo decir que las cosas se tornaron increíbles”.

“Por favor. Necesito mi trabajo de vuelta. Mis muestras. Todo. No importa el celular”, le dijo Chechi Guiulfo a una señora en la puerta de una casa en Chorrillos.
“Voy a ver qué hago”, le respondió la señora.

Al parecer, la señora convenció a su hijo que le devuelva los papeles de la joven empresaria, más no lo pudo convencer de devolver el celular y los 500 soles que encontró en la mochila de Chechi cuando se la robó. Eran tiempos duros para la dueña de Feline, marca de ropa de baño. Pero era terca y no iba dejar que el espacio chiquito en el que vivía y las calles oscuras y rateros de siempre impidieran que persiguiera su sueño.

Chechi Guiulfo creó su marca hace once años. La marca la creó cuando aún estudiaba Diseño de Moda y en ese momento, quizás como toda chica joven y soñadora, no pensó en lo demandante que es tener una empresa. El tiempo se lo enseñó.

Poco después de crear la marca, la contrataron en una oficina de textiles y aceptó para ganar experiencia. Aun así, los números no cuadraban a fin de mes.“Además de vivir en un lugar muy chiquito, me demoraba casi dos horas en ir a Gamarra porque no podía pagar taxis y encima no podía comprar toda la tela que quería. También me endeudé… Me ponía a llorar de pura frustración”

¿Cómo seguir así?, era una de las preguntas que más le rondaban por la mente. “Pero estar sentada en una oficina era una idea que me mataba. Hay mucha gente que lo disfruta y está perfecto. Pero yo no puedo y mucho menos si estaba tan convencida que Feline podría tener éxito.

La terquedad te lleva a lugares. Chechi tomó más riesgos e invirtió en modelos, en hacer fotos, producciones, en hacer que su marca sea conocida. Además, conoció a Enrique Arévalo, su novio, quien le dio una mano a ordenar las cuentas.Decidió también importar telas de Brasil y Colombia. Definió su estilo tras la experiencia en oficina de textiles y así, en vez de pensar a corto plazo, se jugó todas las cartas y ganó la apuesta.“No es que me haya vuelto millonaria”, bromea. “Pero por no perder las ganas de crecer, puedo decir que las cosas se tornaron increíbles. Pero ojo: sigo guerreando. Ese es el truco”.

Déjanos tu comentario!
Auténtica on FacebookAuténtica on InstagramAuténtica on Youtube
Auténtica
Auténtica
Auténticas somos todas. Todas nosotras que Luchamos por las cosas con las que no estamos conformes, las que trabajamos hasta dormidas; nosotras que hablamos sin filtro.
Amamos, lloramos, reímos, odiamos.
Auténticas porque no tenemos miedo.