Autenticas del Perú

  • nuestra en Entel

Miradas Peruanas

Sylvia Valverde

por Auténtica

“Alex era un niño muy explosivo. Lloraba muy seguido, gritaba y hasta lanzaba cosas. Busqué todo tipo de terapias para poder relajarlo. Él mejoraba pero por muy poco tiempo. Nada parecía hacer realmente el trabajo. Fue un poco estresante”, confiesa Sylvia, madre de Alex, niño con síndrome de Down.

Tras capacitarse como profesora de yoga para niños especiales, la vida de ambos se transformó. Ahora, Alex medita y tiene más control sobre sus emociones. “Alex es lo mejor que me ha pasado en la vida. Estar en esto juntos nos salvó, nos juntó”.

Conoce toda su historia aquí.

“Alex era un niño muy explosivo. Lloraba muy seguido, gritaba y hasta lanzaba cosas. Busqué todo tipo de terapias para poder relajarlo. Él mejoraba pero por muy poco tiempo. Nada parecía hacer realmente el trabajo. Fue un poco estresante, pero sabía que tenía que buscar soluciones especiales.

Yo trabajaba en el Grupo de Niños con Síndrome de Down, en Estados Unidos y me enteré sobre una capacitación para poder enseñarles yoga a los chicos. Me interesó, pero no me inscribí hasta meses después. La primera vez que le di una clase de yoga a Alex fue cuando él tenía tres años. Le expliqué cómo meditar, respirar y le enseñé a hacer posturas, todo como jugando. Alex fue creciendo y los resultados fueron increíbles. Pero como cualquier ser humano tiene días buenos y malos. Es en esos cuando más lo tengo que apoyar.

Venir a Lima (hace tres años) fue todo un reto, más que nada para él que ya tiene 16. Mudarnos fue como arrancar de cero, pero una vez que nos instalamos el camino se tornó más claro. Abrí -¡Por fin!- un espacio para niños con habilidades especiales y Alex me ayuda con las clases.

Él dice que es el “Presidente de la Asociación de Yoga” y cuando crezca será profesor. Todos los días practica una secuencia que él mismo crea, en Navidad pidió que le regale un cuenco y cuando se molesta canta “Om” con los ojos cerrados. Dice que cuando lo canta se siente muy relajado y en paz. De verdad que no puede estar más agradecida. Alex es lo mejor que me ha pasado en la vida. Estar en esto juntos nos salvó, nos juntó. Cuando lo veo tomando sus propias decisiones me siento tranquila”.

Déjanos tu comentario!
Auténtica on FacebookAuténtica on InstagramAuténtica on Youtube
Auténtica
Auténtica
Auténticas somos todas. Todas nosotras que Luchamos por las cosas con las que no estamos conformes, las que trabajamos hasta dormidas; nosotras que hablamos sin filtro.
Amamos, lloramos, reímos, odiamos.
Auténticas porque no tenemos miedo.